marco polo 2

Por Pablo Testa

Marco Polo, la serie, cuya primera temporada es de 2014, es una de las series que son parte del legado de Ganes of Thrones. Pero a diferencia de muchas que pasaran al olvido, Marco Polo logra destacar y tener su propio valor. Valor ajeno… a Marco Polo. Al menos al personaje.

Marco Polo es un personaje histórico. Fue un mercader y viajero, que se hizo famoso por el libro de sus viajes por Mongolia y China, donde fue junto a su padre y tío, como refleja la serie. Posteriormente a su vuelta a Venecia, fue encarcelado en Genova, debido al conflicto entre ambas repúblicas. Allí narró sus viajes, que pasaron a la historia en formato de manuscritos.

La serie comienza con Marco Polo como un joven mercader de Venecia que es abandonado por su padre en la corte del Kan, en Mongolia. Y este giro es el que le permite brillar a la serie. Porque donde brilla es en la (re) creación del kanato, el gobierno del Kan de Mongolia.

marco polo

El kan es Kublai Kan, nieto del gran Ghengis Kan, de quien se dice que es hijo del lobo. Kublai es el gran personaje de esta serie, al menos en su primer temporada. Es tanto un hombre sanguinario para la guerra como un ser humano consciente de sus responsabilidades y deberes. Es él quien adopta a Marco como ‘el latino’ entre los suyos. A lo largo de los episodios conoceremos como espectadores al pueblo mongol, sus costumbres así como a Kublai y sus funcionarios. Y no sólo de mongoles esta formado su gobierno. Yuruf, su xx, es árabe. “Hundred eyes” (Cien ojos) es un maestro de kumg fu chino a quien se le ordena ingresar a Marco en la cultura mongola. Jingink, el hijo del kan y su sucesor, fue criado bajo costumbres chinas. Y ahí es dónde esta la segunda fortaleza de Marco Polo.

Hay una pequeña ciudad de China del sur que resiste el avance del kanato. Kublai pretende dominarla para completar el anhelo de Ghengis. Dominada por la dinastía Song, veremos en ella la cultura china, sus detalles, grandezas y formalismos. La política imperial de esta ciudad china esta dividida entre la emperatriz, que busca la paz con los mongoles, y un particular canciller, Sidao, quien tiene una fijación con las mantis.

Hay cierto enfrentamiento entre ambas culturas, que aparecen invertidas a nivel valoración y fortaleza armada. La cultura china, considerada superior y en cuyos valores cría el Kan a su hijo, está encerrada en una ciudad amurallada.

Quizás una de los puntos negativos de la serie es su falta de imparcialidad. Rápidamente toma postura por el kanato. La brutalidad del kan, explicitada al comienzo, con un pueblo masacrado por no aceptar sus órdenes, es poco a poco dejada a un lado (con la excepción de un matanza en el marco de una guerra. A la inversa, la ciudad china es vista mas desde el lado militar que cultural. También con el paso de los episodios, lo militar va desplazando a lo cultural. El deseo de apoderarse de la ciudad china se apodera no sólo del corazón del kan, sino también de la propia serie. Por último, la necesidad de dejar abierta la historia para una segunda temporada, el último episodio cierra con una imagen sin sentido.

Hay un especial tras la primer temporada, dedicado a Hundred Eyes, uno de los personajes más icónicos de la serie, donde se muestra  el pasado del monje y vuelve a ponerse en escena la brutalidad del Kan.

HundredEyes_Keyart_crop

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s